Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

aceptar

Categorías

Formulario de pedido rápido

¿Ya sabes los productos que quieres pedir?

Haga clic en el botón de abajo para acceder a nuestro formulario de pedido rápido y ahorrar tiempo.

Acceso el formulario de pedido rápido

logo
Prapara tus cristales para la primavera

Llega la primavera y con ella los rayos de luz y el calor en el ambiente. Comienza la época de las chaquetas de entre tiempo, de las terrazas, los paseos y el buen tiempo. Por es no es extraño que ahora más que en cualquier otra época del año nos esforcemos por mantener los cristales de nuestros hogares, negocios y oficinas en perfecto estado. Para conseguir este objetivo te proponemos algunos pasos esenciales muy fáciles de seguir y que convertirán tus cristales en los escaparates perfectos del buen tiempo.

Más importante que la limpieza en sí es el hecho de eliminar la carga de suciedad acumulada que nos encontramos en los cristales. Igual que utilizamos técnicas de prelavado en nuestras prendas, antes de realizar una limpieza profunda es conveniente eliminar el exceso de suciedad para que el acabado se impecable. Para realizar esta tarea, los rascadores para  cristales son la opción ideal ya que no estropean el espacio y arrastran las manchas más difíciles.

Una vez que el espacio esté descogestionado de esa suciedad inicial, podrás llevar a cabo la limpieza de tus cristales con todas las garantías. Aunque es importante tener en cuenta algunos aspectos que son clave en el acabado final de la limpieza de los cristales. Por un lado, procura utilizar productos específicos para su limpieza.. Esto se debe a que dichos productos están formulados para el mantenimiento y el mejor acabado posible dela zona a tratar. Es importante que estos productos no sean rociados en el espacio directamente sino que nos ayudemos de un trapo de microfibra, o un papel específico para la limpieza del cristal.

Además,  el tiempo juega un papel fundamental en los resultados de la limpieza de este material. Para evitar cualquier mancha o surco que deje marca, debemos secar el producto inmediatamente después de rociar el espacio a tratar. Este secado es mucho más eficiente, completo y especializado si se realiza con una espátula, papel especializado destinado para ello o un trapo de microfibra. ¿La razón? Evitar que se formen brillos o pelusas que puedan quedarse en el cristal.

¿Conocías estos pasos para una limpieza perfecta de tus cristales? Deja tu comentario y cuéntanos tus trucos y consejos de limpieza para que juntos aprendamos a dejar nuestras ventanas, espejos y cristales en perfecto estado. Recuerda que puedes compartir este contenido en las diferentes redes sociales y que para más artículos puedes echar un vistazo a la sección Noticias.