Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

aceptar

Categorías

Formulario de pedido rápido

¿Ya sabes los productos que quieres pedir?

Haga clic en el botón de abajo para acceder a nuestro formulario de pedido rápido y ahorrar tiempo.

COMPRAR AHORA

logo
Estrena juntas siempre que quieras con esta limpieza paso a paso

Miles de hogares cuentan con un cuidado delicado en sus casas. La limpieza diaria y es una rutina cada vez más extendida y realizada, y las circunstancias sanitarias han sido determinantes para que esta limpieza se realice con productos específicos, de calidad y profesionales. En el caso de las empresas de limpieza, este cambio se ha hecho latente día tras día a causa del cambio de estilo de vida que nos lleva de un lado a otro. En algunos hogares, las juntas de baldosa que encontramos en los suelos pueden llegar a ser un problema y limpiar esta zona puede convertirse en una odisea ya que es una de las zonas del hogar que más suciedad acumula. Por ello es de vital importancia realizar esta acción de limpieza con regularidad.

Deja las juntas como nuevas

Para poder realizar esta tarea y hacerlo de la forma más completa posible, llevaremos a cabo unos pasos generales que nos guiarán en este proceso.

El primer paso y fundamental para preparar el terreno es el de llevar a cabo un fregado del área a tratar. Echa mano de una fregona y usa un producto multiusos como el limpiador amoniacal de Senegar para esta tarea. Aclara el espacio y asegúrate de eliminar el mayor número de suciedad posible.

Después, cuenta con un blanqueador de juntas. Este producto está pensado en específico para dejar las juntas de los suelos como nuevas. Sigue las instrucciones según el producto y aplícalo con una esponja o pincel en el caso de las paredes, para así no dañar las baldosas de tu hogar y atacar eficazmente a las juntas.

Por último, después de utilizar el producto retíralo con cuidado de no dañar la baldosa y en el caso de poder utilizar un protector para esa zona, realiza la operación para conservar tus suelos por más tiempo limpios y cuidados.

¿Ahora qué?

Aunque parezca que ya estaría todo listo para volver a disfrutar de nuestras baldosas en casa, esto no es del todo cierto; pues queda una parte importante en el proceso de limpieza. Y ese es el enjuagado y la retirada del blanqueador. Para ello contaremos con agua y una escoba. Enjuagamos y limpiamos la zona desechando el producto sobrante y una vez eliminado la parte más química, vamos a deshacernos del velo que se crea sobre los límites de la baldosa con la junta de manera que eliminamos el exceso de producto.

Además de estos pasos, hay algunos productos que son muy útiles de utilizar para limpieza de las juntas. Entre ellos destacamos el agua oxigenada, el bicarbonato de sodio y el vinagre. Por último, os recomendamos mantener las juntas de los suelos con cierta frecuencia para mantener por más tiempo unos suelos impecables. Un pequeño gesto cada cierto tiempo evita que se acumule la suciedad y que sea en el futuro más difícil de eliminar.

Si te ha gustado este post te recomendamos que eches un vistazo a lo que tenemos preparado para ti en lo que a limpieza de grasa en el ambiente laboral y del hogar se trata. También respondemos a tus dudas y te guiamos sobre cómo debes tratar tu piscina durante el año para que este verano puedas disfrutarla con la familia y los amigos. Además, te llevamos por una comparativa perfecta en el que conocerás qué diferencia a unas fregonas de otras para que en el futuro escojas la que más se adecúa a tu espacio en el hogar y trabajo.