Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

aceptar

Categorías

Formulario de pedido rápido

¿Ya sabes los productos que quieres pedir?

Haga clic en el botón de abajo para acceder a nuestro formulario de pedido rápido y ahorrar tiempo.

COMPRAR AHORA

logo
¡Cuidado! No es lo mismo desinfectar, esterilizar e higienizar

En el mundo de la limpieza cada producto nos aporta un abanico de posibilidades para realizar el proceso de limpieza que creamos oportuno en unas instalaciones u en otras dependiendo de la situación. Con la llegada del Covid y nuestra forzada convivencia con este virus, nos hemos visto en la oportunidad de conocer más en profundidad el mundo de la limpieza y llevar a la práctica todos los trucos, pasos y etapas que el proceso de limpieza lleva consigo.

La practica de la desinfección nada tiene que ver con la higienización o esterilización pues sus efectos son dispares a pesar de tener un objetivo en común: la eliminación de gérmenes. Es este nivel de eliminación el que produce la mayor diferencia entre los procesos. Por ello, vamos a conocerlos un poco más a fondo.

En el caso de la desinfección vamos a luchar contra los organismos que son nocivos para la salud, pero lo hace con los objetos. Es decir, se encarga de eliminar las bacterias de lugares en lo que haya gran número de contacto como pueden ser pomos de las puertas, barandillas, sillas, cubiertos, puertas, etc. Podemos encontrar estos desinfectantes en forma de toallitas o en formato líquido. Aquí te dejamos una selección de algunos de los desinfectantes que creamos en exclusiva para ti.

                                        

Gel desinfectante Viraclean          Desinfectante Concentrado Biobac       Detergente Purificante Cuaterbac

Además de la desinfección de espacios, se conoce como higienizar al proceso en el que se eliminan las bacterias dañinas para nuestra salud independientemente del espacio donde se encuentren. El objetivo principal es convertir el espacio en un lugar seguro para nuestro organismo. El proceso es diferente ya que no solo se centra en objetos concretos, sino que se aplica a todo el ambiente por lo que conlleva una limpieza exhaustiva con productos específicos para cada parte del espacio y un proceso extra de desinfección. 

El proceso más intenso para ese objetivo que os contábamos al inicio del artículo se da sobre todo en hospitales y se trata de la esterilización. Este proceso es más trabajoso y costoso debido al tipo de trato que debe recibir el espacio. El desarrollo de este proceso lo suele realizar personal cualificado y existen múltiples maneras de realizarlo. Algunas de ellas incluyen el uso de vapor a presión, gas de óxido de etileno, armarios de calor seco (que habréis visto en centros de belleza, clínicas o industrias alimentarias), uso de radiación infrarroja o radiación ionizante entre otros.

Ahora que ya conocéis la diferencia, los tipos de productos o procesos utilizados así como los productos que mejor se ajustan a este tipo de limpieza de áreas específicas; podréis ponerlas en práctica. Si te ha gustado compártelo en la redes para ayudar a que otras personas realicen una limpieza perfecta de sus espacios. Además de este artículo, en Senegar podrás encontrar contenido muy interesante. Entra en la sección Consejos de limpieza para conocer trucos de limpieza, procesos para las diferentes zonas dentro y fuera del hogar, productos específicos y mucho más.